Los servicios de asistencia a personas mayores en Las Palmas de Gran Canaria no solo garantizan colaboración para determinadas tareas cotidianas sino también un entorno seguro. La colaboración de los profesionales permite que quienes reciben la asistencia puedan llevar a cabo sus actividades del día a día a la vez que favorecen la integración del mayor y facilitan que permanezca en su entorno habitual.

Uno de los principales objetivos de esta asistencia es que la persona pueda continuar su vida en el entorno socio-familiar al que está habituado. Al mismo tiempo, su colaboración no se limita al anciano sino que alcanza a la familia de éste en aquellos casos donde no pueden atender sus necesidades. Finalmente, el desarrollo de las capacidades personales del mayor así como de comportamientos habituales es también una de las finalidades.

Desde la empresa Banahore Ayuda a Domicilio nos explican que la asistencia abarca ciertas tareas que el mayor no puede llevar a cabo por si mismo como pueden ser su aseo y cuidado personal o la preparación de las comidas. En los supuestos donde el anciano tenga que seguir determinada medicación, los profesionales también prestan su ayuda, algo que alcanza el cuidado de su salud en general. Por supuesto, la movilidad del mayor tanto dentro como fuera del hogar es otra de las tareas fundamentales de los asistentes.

Como complemento a la ayuda básica, los servicios de asistencia a personas mayores en Las Palmas de Gran Canaria brindan también intervención formativa, de ocio, apoyo al desarrollo personal y tiempo libre, a la vez que dan afecto, convivencia y sostén a la estructura familiar.

Para terminar, es importante destacar la relevancia que tienen este tipo de servicios para personas que viven solas o cuyos familiares necesitan ayuda para brindarles una atención de calidad.